Netiquette y buenas maneras en Internet:

NETIQUETTE: Conjunto de reglas que regulan el comportamiento del usuario de Internet, es decir, la adaptación de los códigos de conducta al mundo de las tecnologías. Así como la etiqueta regula el comportamiento entre un encuentro entre dos personas, la netiqueta pretende guiarnos hacia las buenas maneras en el ámbito virtual.computadora

NETIQUETTE PARA EL E-MAIL

El e-mail se ha transformado en uno de los canales de comunicación más utilizados; cada vez más usuarios controlan y abren sus bandejas de entrada minuto a minuto mediante smartphones y laptops. Para la comunicación por mail, tanto en el ámbito laboral como en la vida social, existen códigos implícitos y explícitos que forman parte de la netiqueta y que debemos respetar para mantener una amena convivencia con los demás en el ciberespacio.504653_27926151

  1. Mensaje concreto. Especialmente en el ámbito laboral, debemos expresarnos de manera clara y concisa con palabras posiblemente técnicas pero simples y específicas para que el mensaje contenga concretamente: “qué”, “quién”, “cómo”, “dónde” y “cuándo”. Su mail debe entenderse al ser leído entrelíneas.
  2. Brevedad. Debemos evitar detalles innecesarios, escribir lo importante. Directo al grano. Recordemos la gran cantidad de e-mails que una persona recibe a diario y recuerde el poco tiempo que el lector se toma para detenerse a leer cada uno cuando está en su actividad.
  3. Etiqueta y buenos modales. Como en toda interacción con otra persona debemos procurar los pilares de la buena educación: referirnos al otro con respeto y consideración. La cortesía y la discreción, reflejan una actitud amable. No olvidemos las palabras mágicas de siempre: gracias, por favor y disculpe.
  4. NO al exceso de amabilidad. Válido para todo acto de comunicación, cuidar el amabilismo (el exceso de amabilidad) resulta fundamental. El exceso de amabilidad causa una mala impresión, efecto negativo y empalagoso que, por supuesto, no será favorable. Cuidado con esas expresiones exageradas, demasiado cariño y exceso de confianza. Procure elogiar ¡sin adular!
  5. Adecuar el estilo de la escritura. Como en todo canal de comunicación, antes de escribir un e-mail nos preguntamos: ¿cuál es el objetivo de este e-mail y quién lo recibe? De acuerdo a esto serán: el grado de formalidad del mensaje, su lenguaje, su vocabulario y formas de expresión, los tratamientos para el encabezado, el saludo, los términos (objetivos o subjetivos como “querida”, “un beso” o “un abrazo”), el tuteo (“como ya te conté, estoy…”), etcétera. Procure no exceder su uso de neologismos (palabras generalmente nuevas o fomentadas por las redes sociales, que no existen en el diccionario), barbarismos (expresiones en otro idiomcomputadora 2a que se podrían traducir al nuestro) y regionalismos (argentinismos, palabras populares del país, que pueden teñir de vulgaridad). Esta sugerencia es válida para todo tipo de expresión ¡escrita y oral!
  6. Prolijidad, como si fuese una carta: nombres completos, tratamientos correctos (señor, señora, señorita). Cuide su buena ortografía. No olvide que a través de un e-mail usted está transmitiendo su imagen. Que sea uno de los medios de comunicación más utilizados en la vida diaria y que se lean a toda velocidad, no quiere decir que puede despreocuparse por su buena ortografía y buena presencia a través de su escritura, palabras, gramática y puntuación.
  7. Tipo y tamaño de fuente. La tipografía debe ser clara y legible. Conviene ser neutral: una fuente Arial o Times new roman tamaño 10 o 12, de color negro y evitar el “todo mayúscula”, que sin querer transmiten algo de torpeza. Cuidado con la creatividad con viñetas, márgenes y símbolos que pueden estorbar. Recuerde, cuanto más neutral, mejor.
  8. Complete siempre los casilleros del encabezado de su e-mail: “Para”: indique siempre el destinatario (puede ser uno o más), es un código explícito y obligatorio para poder enviar el e-mail. Puede completar con los destinatarios los casilleros CC y CCO si prefiere que su mensaje se envíe Con Copia (CC) o Con Copia Oculta (CCO) a uno o más destinatarios. “Asunto”: le sugiero que escriba siempre, de manera clara, concisa y en letras mayúsculas, el título de su e-mail, que será el tema puntual por el que escribe.
  9. La estructura del e-mail es muy parecida a la de una carta, pero evitaremos redactar lugar y fecha ya que se indican automáticamente y seremos más concisos y breves debido al poco tiempo de lectura que tiene el receptor. (Tratamiento que corresponda) Estimado sr. Juan Pablo Bernal (formal) / querido Juan (informal)
    Primer párrafo: agradecimiento / disculpas / felicitaciones / motivo principal del e-mail.
    Segundo párrafo: detalles / lo que próximo que va a realizar / lo que espera a cerca de algo.
    Tercer párrafo: comentario / detalles / pormenores / fechas y lugares puntuales / informa que adjunta
    Saludos cordiales / saluda atentamente (formal) / un abrazo / con aprecio / cariñosamente (informal)
    Su nombre completo: Lic. María Lucrecia Arguello / Lucrecia (informal)
    Logo o nombre de la organización a la que pertenece (opcional de acuerdo al criterio institucional)
    Y cargo (opcional)
    Datos personales o institucionales (opcional): dirección / teléfonos / página web
  10. Respete la privacidad. No reenvíe información ajena o privada de otras personas. Aunque un mensaje es suyo desde que ingresa en su bandeja de entrada, sea respetuoso con el emisor del mismo y evite difundir mensajes que contienen información personal ajena en ámbitos laborales. Aprovecho para sugerirle: además de respetar la privacidad de las otras personas, cuide su privacidad. Hable los asuntos privados personalmente. La red, al igual que el teléfono, no garantiza la seguridad ni privacidad de su información. Nunca se sabe quien pueda sobrepasar los códigos y robarnos la privacidad y seguridad de nuestra información.

¡ÉXITOS!

Lucrecia

info@mlaetiqueta.com

#Empresarial #Laboral