Ceremonial y Etiqueta en Francia france table

Francia, la cuna de Etiqueta y buenos modales, referente en amabilidad y decoro, es el país de origen de las buenas costumbres occidentales. Igual de estrictos pero más cálidos que los ingleses, los franceses nos han aportado los más refinados códigos de conducta y aún nos guían con sus adecuadas maneras para preparar la mesa, comportamiento y  uso de cubiertos en las comidas. La etiqueta francesa fue y continúa siendo un referente en comportamiento para nuestras sociedades y sus buenas maneras son aún universales. Con su charme, elegancia y encanto propio, Francia se nos inspira normas de decoro y se distingue del resto del mundo en lo que respecta a la cortesía.

El saludo. En Francia predomina el saludo protocolar por excelencia: el apretón de manos. Aunque el beso en la mejilla gana protagonismo cuando hay confianza entre los individuos. El comportamiento entre las personas conocidas no es tan cálido como en Latinoamérica pero, sí, más demostrativo que en Inglaterra. El respeto se refleja claramente en los tratamientos: buen día Señor/Señora/Señorita: Bonjour Monsieur/Madame/Mademoiselle, seguido del correspondiente nombre. Hola: Salut, es utilizado sólo entre personas de confianza y amigos. A una presentación responderemos Je suis très o très honoré. Si nos presentan a una dama diremos, Mes hommages, Madame/ Mademoiselle.

Las conversaciones. En las conversaciones el respeto es protagónico. Evitan el exceso de confianza, aún con los niños, quienes en la escuela son tratados de Usted. Los franceses son muy cumplidores de las normas. Que los turistas no manejemos el francés, no es lo más esperado por ellos. Al recibirnos, esperan que todos hablemos francés. Sin embargo, no todo el mundo maneja el idioma pero sí una gran sonrisa respetuosa y amable, una gran sonrisa que es de idioma universal, ¡y será entendida y bienvenida por todo el mundo!

Etiqueta en la mesa. Prácticamente todas las normas de comportamiento aplicadas en las sociedades occidentales, provienen de la etiqueta francesa. Con un aire más serio y distante que los latinos, Francia respeta claramente códigos similares a los nuestros. En la mesa son más demostrativos. Se expresan apasionadamente por la comida: posiblemente en una comida semi-formal se anuden la servilleta al cuello, mojen el pan en la salsa o se atrevan a tomar los huesos con las manos. La cuenta podría ser traída a la mesa sin ser pedida, inmediatamente finalizada la comida.

El tipo de servicio francés, consiste en servir a los comensales desde una fuente o bandeja que el camarero acerca y sirve con las correspondientes pinzas a cada comensal, uno a uno, por el lado izquierdo. Para comercios gastronómicos el tipo de servicio francés no es el más conveniente ya que no es el más ágil, requiere de mucho tiempo o más personal de servicio, por lo que es reemplazado por el tipo de servicio americano o plateado, en el que el plato llega a la mesa, ya preparado y decorado desde la cocina y el camarero puede cargar más de un plato en su mano.

nice_table¡Bon appétit! Carnes de primera, quesos, mermeladas, vinos, champagne… convierten a la gastronomía de Francia en una de las más destacadas del mundo! Nuestro máximo respeto debe reflejarse en la mesa con buenos modales, sin exceso de comentarios y con un tono de voz siempre medido. Discreción. El tono de voz elevado no es bien visto en Francia.

Puntualidad: es la primera norma del buen comportamiento en la mesa. Los franceses, tan estrictos como en Inglaterra, dejan de lado la mala costumbre latina de llegar tarde a una comida –la cual siempre he considerado inaceptable para cualquier punto geográfico–. Recordemos aquella frase: “la puntualidad es cortesía de reyes, deber de caballeros y necesidad de hombres de negocios”.

¿La etiqueta pasa de moda? La etiqueta es un conjunto de normas de comportamiento o códigos que rigen nuestra conducta. ¿Pasa de moda? es una pregunta que como asesora recibo muy a menudo y a la cual respondo: absolutamente no. No es una cuestión de moda, sino de evolución y crecimiento socio-cultural. Comportamientos tales como ceder el paso con deferencia, abrir la puerta del coche, vestir adecuadamente de traje y sombrero y utilizar términos exagerados y ceremoniosos para referirse a otra persona, quizás han quedado atrás. Pero el mostrarse complaciente por el otro y el respeto a la autoridad, deben expresarse de una u otra manera, quizás mediante códigos nuevos, códigos “modernos”, por medio de comportamientos como mantener una postura respetuosa, bajarse del coche, vestir adecuadamente un atuendo semi-formal o como dicclaves-para-comer-con-elegancia-300x380te el dress code actual.

El rol de la mujer, la confianza entre las personas desconocidas han ido mutando en las sociedades. Pero el intachable respeto por la autoridad, la consideración y la cortesía no desaparecen sino que se reflejan y se expresan de maneras distintas. Los que se transforman son las formas y los tonos para demostrar dichos valores. Recordemos que los usos y costumbres son los promotores de los códigos de costumbres. Y ellos, como hábitos repetitivos en los grupos de personas, se pueden ver en las reuniones sociales o en la vida diaria en casa.

María Lucrecia Argüello

Lic. en Comunicación Institucional, Ceremonialista y asesora en Protocolo y Etiqueta.

Contacto a info@mlaetiqueta.com

@MLAetiqueta en redes