ETIQUETA Y COMPORTAMIENTO CHINO foto china 2

¿Cómo nos deberíamos comportar en China, si vamos de visita? Dado que nuestro contacto e interrelaciones con los países orientales es cada vez mayor, muchos nos preguntamos cerca de las cualidades y las características culturales, las diferencias, el protocolo en la mesa y cómo deberíamos comunicarnos el saludo, el trato, la vestimenta. El asesoramiento y la información son necesarias. Es cierto que nuestras diferencias son gigantescas, pero también es real que, si aprendemos algunos tips de comportamiento y comunicación, podríamos intentar comprender fácilmente, ya sea para viajar a China o para saber algo más de cultura general, veamos: 

Las personas en China son muy protocolares. Si bien en Japón es en mayor medida, en China se respetan al pie de la letra las normas de comportamiento, especialmente cuando se trata de orden de precedencias y jerarquías. La actitud, por su parte, -y ya comenzamos a notar las diferencias con los occidentales- se caracteriza por ser templada, paciente, tranquila, pausada y enormemente hospitalaria cuando se trata de recibir invitados, que casi siempre se lo hace en restaurantes, fuera de casa.

Saludo correcto 2

EL SALUDO

El saludo, a diferencia del occidental -especialmente el latinoamericano- NO va a ser afectuoso. Evita el contacto físico. El saludo en China, por excelencia, es la inclinación de cabeza, sin embargo el saludo con la mano (el saludo formal universal de sacudón de mano) es cada vez más usado con normalidad. El saludo
formal con la mano se hace con la mano derecha, fuerte y firme pero sin apretar demasiado fuerte (falta de respeto); la otra mano (la izquierda) permanece estrecha, firme y quieta en su lugar: no toca, no se superpone al saludo ni abraza.

 

INVITADOS A COMER
Si fuésemos invitados a una comida en China, podríamos llevar un presente. De hecho podría ser algo relacionado a nuestra cultura. Interesante, y va a ser bienvenido. No asombrarse si no abren nuestro regalo. Los Chinos acostumbran a no desenvolver los regalos frente a quien los obsequia. 

La cena en China comienza temprano. 6…7 de la tarde. Si llegásemos antes de la hora pausada es PROBABLE que los anfitriones NO nos atiendan, durante ese transcurso de tiempo anterior, con todo el ánimo y amabilidad que requiere. En cambio cuando llegue la hora de comienzo real, nos tratarían, sí, con todo el esmero.Mesa6

¿Otras posibilidades para reunirnos? Podría ser: un “té de mañana” o un almuerzo de negocios, quizás. Los chinos no estilan realizar “desayuno de negocios” como los occidentales.

El anfitrión se sienta a la mesa, en primer lugar. A propósito: la mesa en el ámbito de negocios es rectangular, tal como en occidente, con sillas. Ver la foto a la derecha.

En el ámbito social o en las casas quizás todavía acostumbren a las mesas bajas con cojines, almohadones. Las mesas redondas son muy usadas en China, fomentan el diálogo. Además cuentan con mesas giratorias, que hacen que al centro de las mismas la comida gire y se puedan servir.

¿CÓMO SE SIRVE?Mesa3

El anfitrión puede que se tome el “atrevimiento” de servir una porción de comida en el plato del invitado de honor. Esto es un comportamiento cortés, de amabilidad, hacia su invitado especial.

En la mesa se sirve gran cantidad de comida y mucha variedad. Por supuesto que resultan sorprendentes las diferencias entre las comidas orientales y las occidentales. Sería importante comer de todo, ir variando. De esta manera comeríamos un “poquito de cada cosa” con el fin de probar todo.

Qué podemos encontrar en la mesa:

  • Un paño humedecido y caliente para limpiarnos las manos (o nos lo entregan antes de comer)
  • Un platillo donde apoyar los alimentos
  • Un cuenco con cuchara para poder servirse la sopa
  • Una cuchara
  • Un par de palillos (los “hashi”) se utilizan para tomar los alimentos y para comer.
  • Una pequeña salsera.
  • Un hashi-oki: pequeño soportede cerámica para apoyar los hashi.
  • El menú se coloca en el centro de la mesa en un boul o cuenco.
  • Un vaso para té, agua o refrescos

Mesa1Sería bueno -y favorable para su buena imagen- saber manejar los hashi (los palitos).

  • Para servirse, cada uno toma los alimentos con los palillos de los platos/cuencos que hay a disposición de todos los comensales.
  • No se introducen los propios palitos dentro de los bouls en común. Sería como introducir el tenedor en la fuente.
  • Los platos, bouls y cuencos NO se pasan entre los comensales. Cada uno se sirve y vuelve a dejar el cuenco en su lugar.
  • El anfitrión marca el inicio de la comida. Empieza a comer, tomando un primer sorbo de su copa (generalmente haciendo un brindis) y una vez hecho esto, el resto de los comensales puede empezar a comer.
  • El arroz, curiosamente sirve como guarnición o acompañamiento. De hecho puede ser servido al final de la comida. Se puede tomar con alimentos de todo tipo.
  • Si come arroz de un cuenco, manténgalo cerca de la boca como es costumbre en ese país.
  • Dos tipos de arroz:
    1. El arroz hervido blanco, llamado “mifàn”,  se sirve en boul chiquito y son raciones individuales para cada comensal. Este tipo de arroz, compacto, pegajoso, se come con palitos.
    2. El arroz frito, llamado “chao fàn”, se sirve en fuentes que se presentan en el centro de la mesa para que cada comensal se sirva a su gusto. Los granos de arroz están más sueltos, no compactos ni pegajosos, por lo que es difícil tomarlo con palillos y se usa la cuchara de nuestro servicio.

LA BEBIDA

Además de saber compartir y disfrutar la comida, es MUY importante también saber compartir y disfrutar de la bebida. CUIDADO, beber de a poco, para no rechazar la bebida. Los anfitriones van a estar muy agradecidos y a gusto de que sus invitados coman y beban con ellos.

El brindis: simbólico, representativo, no puede faltar.Brindis

No debemos dejar de participar en el brindis, que para los chinos es un ritual importante. Brindan con cerveza o con licor. Por supuesto que el anfitrión es quien propone el brindis. Algunos anfitriones, al chocar la copa con su invitado de honor, bajan un poquito su propia copa, de manera que quede la suya más baja que la de su invitado especial. Esto es para honrarlo, es decir, es un gesto (no verbal) de cortesía. VER LA FOTO a la derecha, un brindis con el presiedente Nixon.

LA COMUNICACIÓN Y EL TRATO

Le vamos a prestar MUCHA atención al lenguaje corporal. Como decíamos, la actitud se debe ver respetuosa y paciente, aplomada y tranquila, en China la comunicación fluye de esta manera. Lo que no significa que no sean firmes ni excelentes negociadores. Los modales son cruciales.

Cuidaremos los siguientes detalles: No dar la espalda, no interrumpir cuando el otro habla, no levantar la voz en exceso.

Interpretar las objeciones de los chinos no es tan fácil pero es cuestión de tacto: cambian de tema o hacen silencio. Lo hacen, en definitiva, con más suavidad que los occidentales.

Las tarjetas personales, son entregadas con las dos manos y son recibidas con las dos manos, de los vértices de las mismas. No se tapa con las manos lo que dice la tarjeta (es decir el nombre), no se guarda la tarjeta sin mirarla, ni se guarda en el bolsillo.

“Los buenos modales, son las reglas del juego de la vida”, como decía Webster, EN TODO EL MUNDO.

LOS TEMAS DE CONVERSACIÓN EN LA MESA:Mesa4

Los chinos son MUY SUPERSTICIOSOS. Además de saber elegir los temas adecuados y el momento oportuno para hablar, debemos cuidar detalles que -quizás para occidente sean insignificantes- para los chinos son importantes ligados a la buena suerte.

EN LA MESA:

  • No hacer preguntas personales, por más que ellos sí las hagan.
  • No tratar los temas de negocios durante la comida.
  • No tratar temas de: religión, política ni economía.
  • Ellos respetan mucho este tiempo de la comida como tiempo para las relaciones personales, para reforzar la confianza, elegir mejor temas: deportes, hobbies,  país, cultura, los lugares interesantes para conocer en China, educación, entre otros.
  • Intentemos ser siempre lo más diplomáticos posible.
  • Dicen que es bien visto mencionar a los taiwaneses y conviene evitar los apelativos (como por ejemplo: la República de China o la provincia disidente o provincia enemiga), mencionando Taiwán a secas no habrá problemas.
  • Los chinos son muy supersticiosos. Para ellos, el número 4 es el número de la mala suerte. El número 8 es de la buena suerte. Son capaces de pagar para conseguir tener el número 8 en la patente del auto. Simplemente debemos recordarlo, por si acaso.

OTRO DÍA VEREMOS DETALLES SOBRE LA VESTIMENTA Y LAS REGLAS PARA EL USO DE LOS PALITOS. ¡NO PODRÁN FALTAR!

UN ABRAZO!

 

LUCRE ARGUELLO

INFO@MLAETIQUETA.COM